7.6 C
San Fernando del Valle de Catamarca
InicioEconomíaPrimera advertencia a Javier Milei de una calificadora de riesgo de Estados...

Primera advertencia a Javier Milei de una calificadora de riesgo de Estados Unidos

El triunfo de Javier Milei provocó entusiasmo en Wall Street por la posibilidad de ajustes en la economía argentina, pero también dudas ante un panorama “muy complejo” de desequilibrios y las incertidumbres sobre la implementación de las propuestas del candidato.

Lisa Schineller, managing director de S&P Global Ratings, la conocida agencia calificadora de riesgo, señaló a Clarín los desafíos que enfrenta el presidente electo y advirtió que para intentar salir de la crisis “se necesita una gestión política y económica astuta” con mensajes articulados con el electorado, la clase media, los sindicatos, las empresas y los movimientos sociales.

-¿Cuáles son las sensaciones en Wall Street tras la amplia victoria de Milei?

-Una miríada de desequilibrios económicos crea condiciones complejas para la administración Milei incluso antes de que comience. La inflación se acerca al 150% y es muy probable que aumente en los próximos meses, y el tipo de cambio paralelo más que duplica al oficial. No está claro si, ni cómo y cuándo, el presidente electo planea proceder con la dolarización formal, una promesa clave de campaña. Esto se debe, en parte, al bajo nivel de las reservas internacionales brutas, que ascienden a 21.000 millones de dólares, y negativas en términos netos, dados los desajustes macroeconómicos, afectados por la sequía histórica de este año (con una pérdida de al menos 20.000 millones de dólares en ingresos por exportaciones) y salidas de capital a pesar de las restricciones cambiarias generalizadas.

-¿Qué cree que pasará con la economía en esta etapa de transición hasta el 10 de diciembre?

-Las ya frágiles cuentas fiscales se vieron sometidas a una mayor presión en medio de un aumento del gasto preelectoral por parte de la actual administración. El presidente electo indicó que, con su victoria, Argentina inicia un período de «reconstrucción», sin espacio para el gradualismo ni la corrupción, y que todos son bienvenidos a sumarse a su equipo. Se ha comprometido a reducir el tamaño del Estado argentino, desregular la economía, restablecer la confianza en los contratos y el estado de derecho y poner orden tanto en la política fiscal como en la monetaria. Estos planes son dignos de mención y, si se ejecutan con éxito, podrían respaldar un mayor crecimiento y prosperidad. Mientras tanto, la atención se centra en quién se unirá al equipo económico de Milei y cuáles serán los pasos políticos específicos para lograr estos objetivos.

-¿Cuáles son las dudas que generan las propuestas de Milei?

-Una vez más, Argentina está preparada para un cambio significativo de política, lo que en el corto plazo refuerza su historial de profundos cambios de política junto con cambios de gobierno, ampliando un historial de imprevisibilidad y reversión de políticas. El presidente electo enfrenta desafíos de gobernabilidad, como lo haría cualquier presidente que asumiera el cargo en medio de desequilibrios económicos generalizados. Para corregir el complejo panorama económico se necesita una gestión política y económica astuta combinada con mensajes y comunicación articulados con el electorado, incluida la clase media, los sindicatos, las empresas y los movimientos sociales.

-Muchos expertos destacan la escasa viabilidad de algunas de sus propuestas, dado su limitado margen de maniobra en el Congreso. ¿Coincide?

-Milei se beneficia de un mandato decisivo para el cambio que acaba de recibir de la población, pero esto contrasta con la falta de representación política que él y La Libertad Avanza tienen para impulsar ese cambio fácilmente en el Congreso. Su partido tendrá 38 diputados en la Cámara Baja de 257 escaños y ocho senadores en el Senado de 72 escaños que asumirán sus cargos en diciembre; ningún gobernador está afiliado a LLA. Milei y sus asesores económicos y políticos parecen dispuestos a negociar el apoyo político de parte de la coalición Juntos por Cambio, concretamente el PRO. Su oposición estará encabezada por la facción kirchnerista-peronista de «núcleo duro», probablemente junto con algunos movimientos sociales y sindicatos. Las complejas condiciones económicas y sociales, con una pobreza que supera el 40% de la población, podrían generar un retroceso incluso desde su propia base de apoyo a medida que se manifiestan los dolorosos costos del ajuste de políticas.

Lisa Schineller, managing director de S&P Global Ratings. Foto BloombergLisa Schineller, managing director de S&P Global Ratings. Foto Bloomberg-¿Qué pasará con la deuda?

-El presidente electo ha subrayado el compromiso de respetar los contratos, pero no está claro cómo gestionará el próximo servicio de la deuda comercial, especialmente en el corto plazo. Nuestra calificación soberana ‘CCC-‘ captura el mayor riesgo para el pago oportuno de la deuda comercial argentina. El país no tiene acceso a los mercados globales de capital. No hay vencimientos sobre los bonos globales durante el resto de este año, pero el capital y los intereses por un valor de US$ 4.300 millones vencen en 2024 y US$ 9.400 millones en 2025-2026, a medida que se vayan dando los pasos adelante, el riesgo de incumplimiento es alto con o sin acceso al mercado global.

La deuda emitida localmente denominada en pesos o vinculada a la inflación o al tipo de cambio que vence durante el próximo año es del orden de US$ 100 mil millones, y hay algunos pagos que vencen hasta finales de 2023. La mayor parte de esta deuda está en manos de entidades del sector público, incluido el Banco Central y la Anses, pero todavía hay acreedores privados. Las opciones limitadas para refinanciar vencimientos considerables de deuda denominada en pesos emitida localmente en 2022-2023 pesaron sobre el sentimiento local y llevaron a la administración de Fernández a emprender varios canjes que consideramos problemáticos y equivalentes a un incumplimiento. Cualquier canje futuro, o cambio unilateral en los términos o condiciones, probablemente se considerará incumplimiento según nuestra metodología.

-¿Qué cree que va a pasar ahora con las negociaciones con el FMI? ¿Cómo será la relación?

-No calificamos la deuda contraída con el FMI, pero reconfigurar su relación con el Fondo es clave para la sostenibilidad general de la deuda de Argentina y para administrar US$ 1.600 millones en capital e intereses que vencen en noviembre-diciembre y US$ 6.700 millones en 2024 (que se adeudan desde el acuerdo stand-by de 2018). El gobierno de Alberto Fernández dio marcha atrás en sus compromisos negociados luego de los pragmáticos desembolsos del Fondo. Está previsto que el FMI lleve a cabo la próxima revisión del Servicio Ampliado del Fondo (SAF) en noviembre. Esperamos que la administración Milei renegocie los términos del SAF bajo su propio marco de políticas. A partir de 2026, comenzarán los pagos de capital del SAF y el servicio de la deuda anual aumentará alrededor de 7 mil millones de dólares. Nuestra evaluación de transferencia y convertibilidad ‘CCC-‘ refleja la multitud de restricciones complejas que enfrentan los prestatarios no soberanos para acceder a divisas al tipo de cambio oficial y preferencial para mantener un servicio de deuda completo y oportuno. Milei pretende eliminar esas restricciones tan pronto como sea posible, pero las bajas reservas internacionales plantean una limitación a corto plazo.

-¿Prevén tensiones fiscales con las provincias?

-Las provincias argentinas representan aproximadamente la mitad del gasto gubernamental total del país y, por lo tanto, su interacción con la nueva administración nacional será clave dentro del proceso de corrección fiscal que viene. Las provincias argentinas en general gozan de una base fiscal más sólida que la del Estado, aunque esto será extremadamente difícil de mantener bajo las actuales distorsiones macroeconómicas, volatilidad e incertidumbre. Mientras la nueva administración perfila su plan de consolidación fiscal, existen riesgos de que se ejerza una presión adicional para las provincias mediante recortes en las transferencias no automáticas.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS