7.6 C
San Fernando del Valle de Catamarca
InicioPolíticaAbucheos a Milei en el Teatro Colón: pedidos de sanción, comparación con...

Abucheos a Milei en el Teatro Colón: pedidos de sanción, comparación con el cajón de Herminio Iglesias y hasta el presidente de Colombia metido

Madama Butterfly, la ópera que cuenta la historia de un desamor entre un marinero y una japonesa en Nagasaki -mucho antes del estallido de la bomba atómica- terminó por explotar la veda electoral en la previa del balotaje entre Sergio Massa y Javier Milei.

Tras los abucheos al candidato presidencial liberal en el Teatro Colón llegaron pedidos de sanciones, comparaciones con el cajón de Herminio Iglesias y hasta el comentario del presidente de Colombia, Gustavo Petro.

En plena veda electoral y a menos de 48 horas para el balotaje del domingo, Javier Milei fue junto a su pareja, la actriz Fátima Florez, al Colón a ver la ópera. Llegó a uno de los palcos para disfrutar del clásico de Giacomo Puccini, el público se dio vuelta y mientras que algunos aplaudieron, otros lo abuchearon, se escuchó «Milei, basura, vos sos la dictadura» y empezó una ola de repercusiones que siguen este sábado.

«Que linda obra Madama Butterfly 😆!», fue el primer mensaje que escribió Milei en las redes después de la tensa situación. Pero después mostró un mensaje de Whatsapp de Jorge Telerman, director del Teatro Colón.

«Estimado Javier, aquí Jorge Telerman. Como te anticiparon, tenía una cena Shabat. Me contaron mis asistentes -estoy viendo en las redes- que la mayoría del público del teatro celebró tu presencia en Butterfly, aunque algunos intolerantes quisieron armar lío». dice el mensaje del ex Jefe de Gobierno porteño.

Y Telerman, concluyó: «Espero que eso no les haya empañado la velada ni a vos ni a Fátima. A tu disposición».

En veda de actos proselitista pero activo en redes tras un escándalo jamás visto en el Colón, el candidato presidencial de La Libertad Avanza continuó con los reposteos sobre las repercusiones. Uno curioso fue el del periodista Diego Laje, con una foto de Herminio Iglesias, el candidato a gobernador peronista de Buenos Aires en 1983, recordado por la quema de un cajón con la bandera de la UCR en el acto de cierre del peronismo en la Avenida 9 de Julio.

«El peronismo acaba de repetir esta imagen. No fue el Obelisco, ahora fue tan cerca que es irónico que haya pasado en el Colón. Pasaron 40 años para nosotros, para ellos no pasó ni un día -siguen en exactamente el mismo lugar. Casi literal», posteó Laje y fue republicado por Milei. Iglesias fue señalado como el culpable de la derrota del peronismo, aunque años después historiadores revelaron que muy poca gente vio esa quema porque no fue transmitida por televisión.

Por su parte, Patricia Bullrich, ex candidata presidencial de Juntos por el Cambio y ahora aliada incondicional de Milei, también se expresó: «El Teatro Colón es una vidriera de la Argentina en el mundo. Hoy, parte del público y una minoría de la orquesta y el coro, intentaron cantar la marcha peronista, escrachando a Javier Milei. Toda una muestra de la decadencia reinante y de la misma intolerancia de siempre. El domingo el cambio es inevitable».

En medio del escrache, el legislador porteño del PRO y ex jefe de campaña de Patricia Bullrich, Juan Pablo Arenaza, pidió sanciones: «Los empleados del Colon deben ser sancionados por estas actitudes. Transformaron el Teatro Colón en una Unidad Básica del odio. Voy a pedir una sancion por esto».

A su vez, después de que Milei mostrara el mensaje de Telerman, el propio director del Teatro Colón, se expresó en redes: «Repudio sin atenuantes las expresiones de intolerancia que sufrió el candidato Javier Milei. El público del Teatro Colón demuestra que quienes pensamos diferente podemos vibrar y emocionarnos con lo mismo. Esa es la pasión más virtuosa:. Respeto al semejante y a sus ideas».

Pero el escándalo cruzó fronteras y hasta opinó el presidente de Colombia, Gustavo Petro. «Cultura y progresismo son sinónimos», fue el mensaje del mandatario colombiano con un video del abucheo.

Otro dirigente que se sumó a las críticas fue el diputado electo del Frente de Izquierda, Néstor Pitrola, que celebró el repudio a Milei pero alimentó la información falsa de que Milei se retiró antes.

Javier Milei y Fátima Florez a la salida del Teatro Colón. Foto: MovilpressJavier Milei y Fátima Florez a la salida del Teatro Colón. Foto: Movilpress«Abucheados, al grito de #NuncaMas Fátima Florez y Javier Milei se tuvieron que ir del Teatro Colón. Dos días antes del balotaje, una decidida expresión popular. Si el pueblo se moviliza no hay represión que lo pare», posteó Pitrola.

La salida anticipada de Milei fue una información que trascendió en el primer momento pero Clarín vio al candidato presente hasta el final de la obra. Tras la función, incluso estuvo con mucha gente que se acercó a saludarlo.

Por qué el cajón de Herminio Iglesias es el símbolo del error político

Video

Ocurrió en la campaña de 1983

Los periodistas Rodrigo Estévez Andrade y Matías Méndez, indagaron sobre aquella quema del cajón de Herminio Iglesias. «Si repasamos las elecciones de las últimas décadas siempre irrumpe en las campañas. Por eso es válido preguntarse, ¿por qué tuvo tanta carga simbólica esa imagen que -como hemos contado recientemente- se dio en una sociedad que no estaba permeada por la era digital de las redes sociales omnipresentes y que aún no conocía las grillas de programación de los canales de cable?», señalan.

«La respuesta quizás resida en el repudio a la extrema violencia política situada en la escena de la risa socarrona, el aliento cómplice, el fuego, el ataúd en andas, nominado y con los colores del partido de quien será presidente meses más tarde», añaden.

Por otro lado, los autores de «Ahora Alfonsín», remarcan: «En ese contexto, aquel acto de violencia llevado adelante por el candidato a gobernador bonaerense del justicialismo –hasta ese día invicto- fue mucho más la muestra de algo a lo que la sociedad no quiso nunca más retroceder que el episodio que detonó la inesperada derrota electoral del “invencible” peronismo».

«Herminio Iglesias es paz, pan y trabajo», afiche de 1983. «Las paredes y las calles fueron mucho más violentas de lo que se recuerda. El oficio de los viejos dirigentes de los comités y las unidades básicas nunca buscó darle visibilidad a algo que era un secreto a voces, pero que podía hacer mella en una sociedad atemorizada. La ubicación de las mesas proselitistas o las disputas por las pintadas de los estratégicos paredones muchas veces terminaron con militantes heridos y hospitalizados. También fue muy violenta la discursiva del peronismo, y ahí hubo algo que no sintonizó con el electorado», destacan.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS