7.1 C
San Fernando del Valle de Catamarca
InicioSociedadContaminación y ruidos en el transporte público: pocos controles y un dato...

Contaminación y ruidos en el transporte público: pocos controles y un dato que preocupa

El control y el seguimiento de la emisión de gases y la contaminación sonora de distintos tipos de vehículos que se dedican al transporte de pasajeros y carga no es suficiente ni se hace de forma eficiente. Es la conclusión a la que llega un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN) al que accedió Clarín y en el que se hacen una serie de recomendaciones al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. La investigación destaca especialmente «fragilidad institucional de los órganos técnicos de control».

El extenso documento destapó varios puntos interesantes sobre la organización de la Coordinación de Emisiones Vehiculares (CEV), la dependencia encargada de la cuestión, en el período 2018-2021. Está dentro del organigrama que hasta el 10 de diciembre conduce Juan Cabandié, y que además del transporte tiene como función verificar los valores de emisiones gaseosas y sonoras de todos los automotores 0 Km de producción nacional e importados, comercializados en la Argentina.

El escrito de la AGN hace hincapié, en primer lugar, en las falencias en la institucionalización de los órganos que controlan las emisiones vehiculares: «Tanto la Unidad Técnica Operativa de Emisiones Gaseosas Vehiculares (UTOEV) como el Laboratorio de Control de Emisiones Gaseosas Vehiculares (LCEGV) carecen de reconocimiento institucional dentro del organigrama del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible», explica el informe final.

A eso sumó que «no cuentan con designaciones formales de sus directivos y sus funciones no están definidas en ninguna norma legal».

Como aclaración, ambas áreas señaladas por la AGN están bajo la dependencia de la Coordinación de Emisiones Vehiculares, pero lo que expresó la auditoría es que resulta incompatible que ambas respondan a un mismo responsable.

Esto, debido a que la UTOEV es el área que emite las licencias de Configuración Ambiental, pero a partir de ensayos que realiza- en gran parte- el LCEGV, que se encarga del control vehicular.

Un  informe de la AGN encontró fallas en el control de emisión de gases y ruidos por parte de vehículos de transporte de pasajeros y cargas y autos y motos. Foto: Marcelo CarrollUn informe de la AGN encontró fallas en el control de emisión de gases y ruidos por parte de vehículos de transporte de pasajeros y cargas y autos y motos. Foto: Marcelo CarrollEn otras palabras, la AGN denunció que esta Coordinación no presenta una buena estructura de funcionamiento, ni una correcta división de responsabilidades. Y que no cuenta ni con un Plan Estratégico Institucional para establecer prioridades e indicadores sobre el control de emisiones vehiculares, ni con una planificación con enfoque en el tratamiento de la calidad del aire.

Asimismo, manifestó que «resulta muy difícil establecer metas claras y efectuar controles internos y externos sobre los procesos y resultados de la gestión de los mismos».

Sobre los recursos administrados en ese período de tiempo, la AGN remarcó: «Existe una inconsistencia para el ejercicio 2020 de $21.158.256 entre la asignación inicial expuesta en la decisión administrativa y la respuesta del auditado (que coincide con la cuenta de inversión). Los valores consignados son: $23.892.480 (decisión administrativa) y $2.734.224 (cuenta de inversión)».

Agregó que no se evidencia presupuesto ejecutado para los ejercicios del período 2018-2019. «Si bien no se registra ejecución, la UTOEV realizó acciones en cuanto a Control en Empresas de Emisiones Gaseosas y Sonoras de Vehículos, en tanto que el LCEGV realizó acciones sobre Control de Emisiones Gaseosas en Automotores 0 Km», destacan.

En 2018, según mostraron, la UTOEV contó con fondos por $ 12.586.000 y el LCEGV, $ 6.124.654. En 2019, la UTOEV tuvo $17.824.380 y el LCEGV, $ 9.845.401.

El informe también ofrece las respuestas del ministerio que depende de Cabandié. En términos generales, el organismo reconoció las observaciones realizadas por la AGN.

Un  informe de la AGN encontró fallas en el control de emisión de gases y ruidos por parte de vehículos de transporte de pasajeros y cargas y autos y motos. Un informe de la AGN encontró fallas en el control de emisión de gases y ruidos por parte de vehículos de transporte de pasajeros y cargas y autos y motos.

Política del aire

En sus hallazgos, la Auditoría, a cargo de Jesús Rodríguez, indicó que el Laboratorio de Control de Emisiones Gaseosas Vehiculares (LCEGV) no tiene una coordinación con la Dirección de Calidad Ambiental y Recomposición. Por lo cual, no se trabajó en mecanismos que permitieran articular políticas del aire.

Con esto se relacionan las metas de calidad de aire. Se aclaró que la Coordinación de Emisiones Vehiculares no participa de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) vinculados a la temática del control de emisiones vehiculares: «El indicador de la meta nacional no es lo suficientemente ambicioso, en comparación con el mismo de la meta acordada internacionalmente».

Apuntaron a que no hay una participación formal, particularmente en la meta 11.6, que sostiene: «De aquí a 2030, reducir el impacto ambiental negativo per cápita de las ciudades, incluso prestando especial atención a la calidad del aire y la gestión de los desechos municipales y de otro tipo».

De hecho, se explicitó la falta de institucionalización de las áreas involucradas en el punto 11.6.2 de las metas ODS: «Cantidad de equipos disponibles de medición continua para medición de calidad de aire en ciudades de más de 300.000 habitantes».

Un  informe de la AGN encontró fallas en el control de emisión de gases y ruidos por parte de vehículos de transporte de pasajeros y cargas y autos y motos. Foto: Rafael Mario QuinterosUn informe de la AGN encontró fallas en el control de emisión de gases y ruidos por parte de vehículos de transporte de pasajeros y cargas y autos y motos. Foto: Rafael Mario Quinteros

La gestión

Durante el período auditado no se realizaron licencias de Configuración Ambiental para motovehículos, ni ensayos de control de emisiones gaseosas y sonoras. La AGN enfatizó en que los efectos de «no poder controlar dichas emisiones, se trasladan a la contaminación del aire y salud de la población de los principales centros urbanos”.

No se realizaron homologaciones en el período auditado. Solo se mantuvieron los servicios de medición para control de la producción (COP) e investigación y desarrollo (I+D), sin actualización normativa y la trazabilidad internacional de las mediciones.

Al respecto, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible respondió que el hallazgo es correcto pero que esto se debe a reparaciones, calibraciones de equipos, y adquisición de insumos: «Por esto hubo que suspender este tipo de ensayos. En la actualidad, se está subsanado».

Calidad en laboratorios

“Si bien el laboratorio tiene un Director a cargo, la falta de estructura organizacional imposibilita certificar en esta normativa, provocando que no se puedan realizar ensayos que aseguren la trazabilidad internacional en la Argentina”, manifestó la AGN.

El Laboratorio de Control de Emisiones Gaseosas Vehiculares no se encuentra certificado en normativa internacional de calidad en laboratorios ISO 17.025 (esta es una normativa internacional en la que se establecen los requisitos que deben cumplir los laboratorios de ensayo y calibración).

Sobre esto, el Ministerio contestó que recientemente el laboratorio «ejecutó la compra de gases y combustibles patrones internacionalmente certificados, y desarrolló un nuevo mantenimiento preventivo y correctivo que contempló la recertificación de uno de los equipos de calibración, lo que permite al LCEGV mantener su trazabilidad internacional».

No obstante, la AGN agregó que en el laboratorio no se ejecutaron calibraciones/recertificaciones de equipos, porque estos no realizaron una exportación temporaria a los Estados Unidos para ser calibrados.

«Los ensayos de COP y I+D no se tramitan bajo expediente electrónico. Además, el Laboratorio de Control de Emisiones Gaseosas Vehiculares no cuenta con una base de datos, en servidores del Ministerio», añadieron.

Estas puntualizaciones fueron reconocidas por la cartera que conduce Cabandié. Dijeron que buscarán subsanarlas en el corto plazo.

SC

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS