13.2 C
San Fernando del Valle de Catamarca
InicioSociedadEra empleado de un supermercado, lo googlearon y descubrieron que era multimillonario:...

Era empleado de un supermercado, lo googlearon y descubrieron que era multimillonario: lo denuncian por estafa

Una compañía de supermercados denunció a Gonzalo Torres Durán por “estafa” y “lavado de activos”. Ingresó a trabajar allí en 2007 y fue escalando puestos hasta llegar a ser director general. Sin embargo, está acusado de haber armado un esquema paralelo para quedarse con dinero de forma ilegal.

Alexis Acuña

07 de diciembre 2023, 05:40hs

Gonzalo Torres Durán está acusado por “estafa” y “lavado de activos” en dos causas diferentes. (Foto: TN)

Gonzalo Torres Durán está acusado por “estafa” y “lavado de activos” en dos causas diferentes. (Foto: TN)

Una búsqueda en Google fue suficiente para descubrirlo. Gonzalo Torres Durán comenzó a trabajar en una empresa de supermercados y, durante una década, se encargó de armar una sociedad paralela en donde se robaba -junto a sus socios cómplices- el dinero de todo el negocio. Ahora es investigado por “estafa” y “lavado de activos”.

En diciembre de 2007, empezó trabajando como abogado interno y poco a poco se fue ganando la confianza de los directivos, al punto que se transformó en el CEO de Supermercados Mayoristas Yaguar S.A. Tanta confianza había depositada sobre él, que era incluso quien determinaba las personas en cada puesto. Era una voz autorizada y cada vez que hacía un pedido era escuchado por los accionistas.

Leé también: Un grupo de vecinos acusó a una joven de engañarlos con una estafa piramidal y le saquearon la casa

Sus recomendaciones siempre sonaban “lógicas y convincentes”. Se mostraba razonable, con buenas intenciones y cada vez había más confianza en él. A partir del 2013, después de haber mostrado aparentes resultados en su gestión, empezó a tomar espacios en otras áreas. Incorporó personas que le reportaban a él removiendo a las que estaban. Junto con sus cómplices -Christian Lucero y Sebastián González-, preparaba informes de estado de resultado que brindaba a la dirección de forma mensual y anual.

Una de las sucursales de Supermercados Mayoristas Yaguar S.A. (Foto: Yaguar)

Una de las sucursales de Supermercados Mayoristas Yaguar S.A. (Foto: Yaguar)

Tanto Lucero como González afirmaban conocer de procedimientos contables que le iban a permitir a los accionistas tener una mejor administración y control de la empresa. Por este motivo se confió en ellos el armado del balance, por su conocimiento del negocio y sobre todo por creerlos personas de bien. Cabe destacar que tanto Torres Durán como Lucero son expertos en sistemas y conocen de tecnología aplicada a empresas, según consta en el expediente al que tuvo acceso TN.

Es por ello que ambos removieron a la empresa de software MCA Net, que brindaba soporte y mantenimiento a la compañía, con argumentos que parecían coherentes. En su lugar, recomendaron FDX Sistemas. Esta empresa, bajo las órdenes de Torres Durán y Lucero, modificó el sistema administrativo original. Esto permitió alterar los procesos de control existentes, para simplificar y facilitar la salida de dinero en el círculo administrativo.

Leé también: Una mujer le prometió ayuda a un menor para realizar una transferencia con billetera virtual: le robó $150.000

En 2015, Torres Durán había formado su círculo de profesionales que respondían directamente a él. Esto le daba el control sobre casi todas las áreas de la compañía. En esa época, los accionistas decidieron comenzar con un proceso de sucesión familiar de vida. Por esto, el ahora acusado propuso realizar un protocolo familiar, y aprovechó esto para conocer temas familiares íntimos. Este espacio lo utilizó para enfrentar a los accionistas haciéndose pasar por “mediador” de las partes.

Al tiempo de iniciar este proceso, ofreció que los accionistas se retiraran de la empresa como directores y sugirió contratar un director general externo. Antes de asumir el nuevo director, les ofreció a los dueños presentar su renuncia, pero seguir facturando por sus servicios. Ellos aceptaron, aunque no se firmó ningún contrato ni acuerdo de trabajo. Más adelante, a mediados de 2017, se sumó a esta modalidad Lucero.

El nuevo director general, el primero externo a la familia Yaguar, duró solo siete meses en la empresa (entre septiembre de 2016 y abril 2017). En tanto, Torres Durán se ocupó de transmitir constantemente la incapacidad del nuevo director para desarrollar su puesto. Ante el supuesto fracaso, él mismo se ofreció como reemplazante interino para el puesto de director general hasta la búsqueda del nuevo candidato, y asumió el cargo en junio de 2017.

Desde su nueva posición, les comunicaba a los dueños que no había en el mercado director general que se ajustara para Yaguar, pero les decía que se quedaran tranquilos que él iba a ocupar el puesto hasta encontrarlo.

Leé también: Santa Fe: delincuentes engañaron a un cerrajero y se robaron más de 50 mil dólares de una caja fuerte

Durante todo este tiempo, había colocado personas que respondían a su interés particular en los sectores y puestos claves. En este lapso, los accionistas veían una sola versión de la empresa, a través de los informes que brindaban Torres Durán, Lucero y González.

Sin embargo, a fines de 2018, Torres Durán manifestó que no deseaba seguir en el cargo por el tiempo que le ocupaba. Propuso salir de la gestión, encontrar un nuevo director general y capacitar a los futuros ejecutivos de accionistas.

Una búsqueda en Google, la clave para atrapar a Torres Durán

Los accionistas contrataron una consultora de Gestión Humana para capacitar a los más jóvenes, algo que enojó a Torres Durán. Los empleados que no pertenecían al “grupo Torres Durán” estaban disconformes y los accionistas decidieron el ingreso de un nuevo director general a fines de agosto de 2019. Esto lo fastidió por completo y decidió salir de la compañía -al igual que varios socios-, aunque se quedaron algunos de sus secuaces.

Luego de varias conversaciones, se ofreció a seguir trabajando como externo. En una reunión que la consultora de RR.HH estaba teniendo con los empleados de Yaguar, uno comentó que si googleaban a Gonzalo Torres Durán, iban a aparecer datos sobre propiedades en el extranjero y notas periodísticas que indicaban que era “un estafador”.

Leé también: Policía en alerta por una estafa que roba cuentas de WhatsApp: “No tienen escrúpulos”

Los accionistas lo buscaron y se encontraron con estas inesperadas noticias, por lo que decidieron la ruptura inmediata de la relación y no continuar con la auditoría externa que llevaba adelante. Además, comenzaron a investigarlo por su cuenta. Allí descubrieron todo el entramado de Torres Durán y sus “hombres de confianza” para perjudicar el patrimonio Yaguar. Tanto él como sus socios ( se hicieron transferencias dinerarias sin que los accionistas se enteraran, y luego hacían parecer estos movimientos de plata como pagos por algún servicio, obligación de la compañía o retiro de los dueños.

De acuerdo a lo que consta en la denuncia hecha por la empresa, a la que tuvo acceso TN, Torres Durán se apropió de sumas de dinero que debían ser pagadas a favor de Yaguar. “La preparación fue realizada a través de los años y a base de generar confianza y mostrar capacidades en varias áreas para así administrarlas a su gusto”, indicaron.

Desde el requerimiento de instrucción del Ministerio Público Fiscal, señalaron que el acusado, y sus otros nueve socios, imputados por “estafa por abuso de confianza, estafa procesal y administración fraudulenta”, “lograron construir un llamativo y considerable patrimonio, el que no se condice con los ingresos que percibieron por las funciones que (in)cumplieron”.

Leé también: Pagó $10 millones por un 0 KM, la concesionaria cerró y reclama que los estafadores vayan presos

“Los acusados inventaron contratos, inventaron acuerdos laborales que homologaron utilizando poderes previamente otorgados, se auto transfirieron montos millonarios. Simplemente a modo de ejemplo, Torres Durán recibió $35.000.000 por un ´acuerdo´ laboral fraudulento. Retiraron dólares de la empresa sin justificación alguna, realizaron facturas por servicios inexistentes que las pasaban por Yaguar; entre otras maniobras que se encuentran siendo objeto de investigación por parte de la justicia ordinaria de Capital Federal y Escobar”, añadieron.

En este sentido, afirmaron que todos los socios “adquirieron una enorme cantidad de bienes y construyeron numerosas sociedades (tanto en el país como en el extranjero), las cuales estarían siendo utilizadas como instrumento para desprenderse de los bienes que compraron con el dinero de Yaguar”.

Todas las propiedades de Gonzalo Torres Durán

44 lotes en diferentes partes de Tigre (también una oficina).3 lotes en el complejo Costa Esmeralda.Una propiedad en San Isidro.Una propiedad/terreno en Bariloche.Una propiedad en la ciudad de Viedma.Dos propiedades en Miami (Estados Unidos). Una fue comprada en enero 2019 y tenía un valor de U$S311.000. Sin embargo, siempre según consta en el expediente, la misma fue vendida en agosto de ese mismo año por una suma de tan solo U$S100.Dos propiedades en Orlando (Estados Unidos).Además de estas propiedades, está vinculado a varias sociedades como Eco Mayorista SRL y Emprendimientos Rabert S.A. También figura como titular de numerosos vehículos.

Las sociedades a las que está vinculado Gonzalo Torres Durán. (Foto: Ministerio Público Fiscal)

Las sociedades a las que está vinculado Gonzalo Torres Durán. (Foto: Ministerio Público Fiscal)

“Estafa” y “Lavado de activos”: las causas por las que es investigado Torres Durán

Fernando Bujan, el abogado de la compañía, explicó en diálogo con TN que actualmente hay dos expedientes penales donde se le atribuyen delitos a Torres Durán. Uno es tramitado por una fiscalía de Escobar y el otro es seguido por un juzgado federal de Campana. Ambas causas tienen imputaciones distintas.

En la de Escobar está acusado por el delito de “estafa”; en tanto que en la otra, la de Campana, está imputado por el delito de “lavado de activos”. Esta última tiene que ver con que se compró varias propiedades en Estados Unidos y en la Argentina.

Leé también: Una prótesis para un jubilado y una estafa de $440.000: el engaño por el que denunciaron a dos cirujanos

Actualmente, esto está siendo investigado por la Procelac, que días atrás presentó un dictamen donde solicitó medidas de prueba para poder profundizar la investigación. De acuerdo a lo que indicó Bujan, “ambas causas están en una etapa de recopilación de pruebas” y llevará su tiempo que el caso pueda ser elevado a juicio.

En la causa que es investigada por una fiscalía de Escobar, no solo también está imputado Torres Durán, sino que también varios hombres de su confianza en Yaguar, como Sebastián González. “En ambas se está cumpliendo con la investigación”, dijo el letrado.

“En términos judiciales no sabemos cuándo va a avanzar esto, depende de muchos factores. No son trámites rápidos”, agregó. Aunque Torres Lacal aseguró ser inocente, hay fundamentos que lo complican: “Las pruebas que hay aluden a otra versión de la que él plantea”.

El abogado de Torres Durán aseguró que se trata de una persecución: “Está todo declarado”

El abogado defensor de Torres Durán, Augusto Garrido, dijo en diálogo con TN que “no hay irregularidades ni delitos y eso motivó a que las fiscalías archiven las causas”. “Hace 4 años que está con causas penales que no llegaron a nada, lo están persiguiendo”, sumó. Asimismo, exclamó: “En una causa la Cámara decretó la falta de mérito y no comprobó ningún delito; la otra está archivada, tampoco hay delito”.

Con respecto a los bienes que posee su defendido, indicó: “Está todo declarado, es absurdo, se remontan antes de los hechos denunciados. El dinero entró porque hicieron condominios. No tiene sustento la imputación. Está denunciado desde la pandemia y no se comprobó absolutamente nada”.

Desde hace un tiempo que el acusado está viviendo en España y “está indignado porque están ofendiendo su reputación”. En este sentido, el letrado argumentó que en ambas causas, los tribunales pidieron que se investigue a los dueños de Yaguar, que están imputados -según dijo- por “evasión tributaria” en una investigación que continúa en trámite.

“Entiendo que -las denuncias contra el acusado- son para no cumplir con las obligaciones. Hay un contrato que ellos no cumplieron que se firmó en 2016-2017 por una prestación de servicios que se rescindió y le quedó un reclamo a Torres Durán. Las causas iniciaron cuando él comenzó el reclamo para la indemnización. Ahí decían que el contrato era falso”, cerró.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS