7.7 C
San Fernando del Valle de Catamarca
InicioSociedadFeijóo confirma a Cuca Gamarra como secretaria general del PP en su...

Feijóo confirma a Cuca Gamarra como secretaria general del PP en su nueva cúpula

Es la primera decisión que el líder del PP ha confirmado sobre su nueva estructura interna. Cuca Gamarra seguirá siendo la número dos del partido. El propio Alberto Núñez Feijóo la ha ratificado en el congreso del PP de La Rioja, la tierra de la secretaria general, este sábado. Según explican fuentes del partido, la decisión se basa en su trayectoria como alcaldesa, la capacidad demostrada como parlamentaria en los últimos años y el conocimiento de la vida orgánica del PP.

El líder conservador pone en valor, dicen en su núcleo duro, los «resultados en todos los retos políticos» que ha afrontado en el último ciclo electoral en el que el PP ha tenido varias mayorías absolutas en comunidades, alcaldías, y se ha colocado como primera fuerza nacional. «Ahora será la encargada de dirigir la vida orgánica del PP con más poder territorial de la historia frente al Gobierno más débil de la democracia», zanjan en Génova.

El hecho de que este fin de semana los dos fueran a coincidir en Logroño para coronar al presidente regional, Gonzalo Capellán, al frente del partido autonómico, apuntaba a que Feijóo podría lanzar la decisión que, en el fondo, debía marcar todas las demás. Ahora queda por saber quién ocupará la portavocía parlamentaria —los dos nombres finales son Carmen Fúnez y Miguel Tellado, aunque hay dirigentes que siguen incluyendo a Esteban González Pons en la terna— y cómo queda el resto de la estructura en Génova.

Si Tellado no es portavoz en el Congreso lo lógico, sostienen fuentes de la dirección, es que siga a los mandos de Organización. El gallego, que dejó Galicia al lado de su jefe de filas para dar el salto nacional, es el hombre que domina todas las cuestiones orgánicas. También es una incógnita el lugar en el que quedará Elías Bendodo, ya que lo previsible es que la coordinación general desaparezca. No será más el número tres del partido. 

Como publicó este diario en septiembre, el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, ya presionó a la vuelta del verano para blindar a su hombre en Madrid ante la reestructuración que planeaba Feijóo.

Tras el fiasco de las elecciones generales, Bendodo se quedó algo descolocado. Su función había sido toda el área demoscópica y las encuestas fueron el peor enemigo del PP el pasado 23J. En realidad, como explican dirigentes de la cúpula, el andaluz no ha llegado a formar parte del primer anillo del gallego a pesar de que Andalucía estaba llamada a tener mucho peso. Pero, en el núcleo duro de Feijóo sí recalcan que “todos tendrán su sitio” y ponen en valor el trabajo hecho por Bendodo. 

También hay un hueco clave que todavía se debe llenar: la coordinación de Génova con los gobiernos autonómicos y municipales que dejó Pedro Rollán para irse a presidir el Senado. A Fúnez, que se ha hecho fuerte en el área social de la cúpula, como volvió a demostrar este viernes en el acto del PP contra la violencia de género, todos los dirigentes la ven como portavoz en el Congreso: “Cumple con todos los requisitos”, insisten.

Lo que está claro desde hoy es que Gamarra cuenta con la confianza total del gallego. Feijóo desembarcó en Madrid en una situación interna muy delicada para el partido. Tejió su dirección nacional haciendo equilibrios e incluyendo en su equipo a gente con la que no había trabajado nunca.

Después de pilotar el partido junto a Esteban González Pons de manera transitoria hasta que Feijóo llegó al congreso de Sevilla y habiendo sido portavoz parlamentaria en la etapa de Pablo Casado, Gamarra se quedó de secretaria general. La decisión la conoció poco antes de que se hiciera pública a los medios de comunicación y era un mensaje en toda regla: el partido debía coser sus heridas y la integración iba a ser total.

La riojana también le daba tranquilidad a Feijóo, que podría saltar al Senado pero no estar en el Congreso el resto de legislatura. El gallego quería a su lado una persona que conociera la Cámara, que pudiera medirse con Pedro Sánchez en las sesiones de control y que contara con el respeto del partido. Y Gamarra tenía esas características. 

Que Bendodo fuera coordinador general y Tellado, la persona de mayor confianza del jefe conservador, estuviera con la Organización desató las lecturas sobre quién era realmente el número dos del partido entre las tres figuras. Aunque fuera a la sombra.

Sin embargo, Gamarra sí entró pronto en el círculo de confianza del gallego, como demuestra su confirmación como segunda de abordo en esta reestructuración del equipo. Es cierto que las elecciones europeas del próximo junio podrían conllevar cambios, pero todas las miradas a ese respecto se dirigen a González Pons, que dejó sus responsabilidades europeas convencido de que el PP llegaría a la Moncloa.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS